Que no sea por no decirlo una vez más

A ver. No es un invento nuevo. Tenemos constancia de que es conocido desde que existe la escritura -como poco-: han de tenerse en cuenta cuerpo, mente y espíritu para alcanzar el equilibrio personal. No tengo tiempo -tengo otras cosas mejores que hacer- así que lo diré claro: no, no podrás ser una persona equilibrada si no cuidas los tres aspectos ¿No haces ejercicio, etc.? no puedes perseguir estar equilibrado. Tener pensamientos insanos lo impedirá también. Y vivir volcado en lo material obviando lo espiritual, lo mismo. Tres cosas: no dos ni una. Así de simple y así de rígido. Te pongas como te pongas. Si no estás de acuerdo vete a decírselo a algún antepasado tuyo de la época de cristo. Que la idea no es mía.

Publicado por

Eduardo

Nací en 1974, lo que me hace demasiado joven para poder escribir una biografía -ja-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *