El primer beso…

Quizás ya lo habréis visto. Siempre con un desconocido. Después parece que cambia. Y a veces ya no sientes la misma emoción… salvo si tienes presente que continúa siendo con una desconocida. Ayuda mucho a mantener la pasión. Y además es cierto. Nunca deja de serlo. Para lo bueno y para lo malo.

Publicado por

Eduardo

Nací en 1974, lo que me hace demasiado joven para poder escribir una biografía -ja-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *